• GrayMatter

Lo que debes considerar al crear un nombre para tu marca.

Actualizado: mar 26

Si bien es un trabajo que no debe tomarse a la ligera, es verdad que tampoco se trata de ciencia oculta. La premisa que debes considerar son simples:


No hay nombres buenos o malos; lo que hay es buena o mala técnica para crearlos. Aquí te dejamos algunos lineamientos (ojo: no son reglas).

Piensa en ellos como puntos de partida.





Descriptivos: nombra de forma directa, o describe, los productos y servicios que se ofrecen.: Kentucky Fried Chicken, por ejemplo, es un nombre descriptivo.

Arbitrarios: son palabras que, en principio, no se relacionan con el tipo de productos o servicios que ofrece la marca y Apple es la mejor prueba de ello.





Apellidos: La raíz familiar o los nombres de pila, son un tipo de naming muy recurrente: FordMarinela o Forbes Además recuerda que puedes jugar con las letras, creando combinaciones creativas. Buen ejemplo de ello es Adidas, “Adi” equivale al diminutivo de Adolf (uno de sus creadores) y “das” es la primera sílaba de su apellido.


Fusionados: juntar dos o más palabras reales. Un claro ejemplo de esta tipología es Facebook, Microsoft, Fedex o Starbucks.





Por último, recuerda que el nombre de la marca no puede ni debe ser modificado con frecuencia en tanto busques su recordación entre el público.


En definitiva, poner nombre a las marcas es un ejercicio delicado, al que hay dedicar tiempo y análisis de ciertos factores: época, público, traducción en otras lenguas, si es factible de registro, si existe un dominio disponible, etc.

Conexiones emocionales entre la marca y el ser humano a través de contenido estratégico.

Master Marketing Digital
Diplomado Marketing Digital CDMX

Marina Nacional 121 Los Manzanos. 11460 Miguel Hidalgo. CDMX

© GrayMatter Inbound Marketing Agency 2020. Todos los derechos reservados.