OLA Suavecito

2012

Históricamente, la marca había comunicado atributos demasiado comunes para un suavizan de ropa; sin embargo requería fidelidad del público actual y conquistar a un público más receptivo a valores emocionales de la marca.

Lo primero que se decidió fue mostrar un contexto diferente al que tradicionalmente vemos para un suavizan de ropa; no mostramos a la ama de casa sino a una mujer trabajadora, atractiva e inteligente. La marca logró un posicionamiento nunca antes visto en dicha plaza.